josse-assad

La ASAB estrena hogar

.. Comments (0)728

En la foto José Félix Assad, Decano de la Facultad de Artes – ASAB. 

El sueño de generaciones de artistas bogotanos, colombianos, de que la ciudad cuente con una infraestructura diseñada exclusivamente para la formación en artes, se comienza a concretar.

Desde mediados del siglo XX, artistas, académicos, gestores y funcionarios han trabajado por construir una institución pública, que entregue conocimiento y profesionalice a hombres y mujeres en la música, las artes plásticas, la danza y el teatro. Proceso que ha sido lento pero que a su paso ha dejado un sin número de artistas que han construido nuestra historia poética. Creadas en los años 50, la Escuela de Artes del Distrito, la Escuela Distrital de Teatro Luis Enrique Osorio y la Academia Luis A. Calvo, han sido los pilares para lo que dio paso, a comienzos de los años 90, a la Academia de Artes de Bogotá – ASAB, y en 2006 a la Facultad de Artes Academia Superior de Artes de Bogotá – ASAB, de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Avances que para la educación superior significan un gran logro. Sin embargo una de las deudas que tenía estos tránsitos ha sido su infraestructura física, que siempre ha exigido un diseño especializado que cubra con las necesidades propias de cada una de las disciplinas que allí se imparten, del crecimiento de sus programas y de la población del alumnado.

La Facultad de Artes se quedo acorralada en el Palacio La Merced y en los sótanos de la Avenida Jiménez, espacios que no fueron diseñados para el uso que se le dan actualmente y por consecuencia hoy en día sufren de la afectación estructural que proviene de la sobrecarga de actividades y de población en estos inmuebles. En 2006, la Facultad nació con 700 personas aproximadamente y para este 2020 ronda la cantidad de 2500 vinculadas, que están repartidas en las sedes principales y en espacios alquilados en diferentes puntos de la ciudad. Por tal razón, se requería con urgencia tomar decisiones que buscaran crear un equilibrio entre la calidad de los programas académicos y las condiciones en los que se ofrecen. Las estructuras de ambas construcciones se encuentran al límite y constantemente solicitan mantenimiento e intervención profunda, que les permitan seguir siendo el patrimonio que son, y que puedan continuar recibiendo las actividades artísticas a las que se han acostumbrado, sin poner en riesgo la calidad vital de ningún ser humano.

Mientras que la Universidad logró las adecuaciones del Antiguo Matadero Distrital para convertirla en la Sede Emblemática de la Universidad, Aduanilla de Paiba, ubicada en la calle 13 con carrera 31, se venía realizando un trabajo de más de diez años con varios intentos fallidos, para determinar cuál sería el lugar indicado para la necesaria expansión de la Facultad de Artes, dando como resultado la localización del predio del cual es dueño el Banco de Occidente, ubicado en la calle 13 con carrera 33, que en fechas anteriores sirvió de taller, bodega y sala de exhibición de Hyundai Colombia.

El pasado 25 de junio de 2020, y aprovechando esta oportunidad geográfica, estructural, económica, legal y jurídica, el Consejo Superior Universitario de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, encabezado por Edna Cristina Bonilla, delegada de la Alcaldesa Mayor de Bogotá, aprobó la gestión para adelantar los trámites pertinentes que conlleven a la compra de dicho predio por cerca de los $12.000 millones.

Con una extensión que supera los 4.000 m2, este terreno en principio, y a corto plazo, logrará suplir algunas necesidades urgentes que tienen que ver con aminorar la sobrecarga de las sedes actuales y descongestionar la alta ocupación de la Facultad de Artes, ya que cuenta con una zona construida que se podrá adecuar para algunas de las prácticas artísticas que requieren de ser trasladadas. Eso quiere decir que se estima que para el primer semestre de 2021 la nueva sede acoja a una parte de la ASAB (comenzando por Arte Danzario), mientras inicia la fase dos del proyecto. Esta segunda etapa consistirá en el diseño y elaboración del proyecto arquitectónico y de financiamiento, para las adecuaciones y construcción definitiva de lo que sería la sede principal de la Facultad de Artes.

Este proyecto se fundamenta en su principal objetivo de ofrecer la infraestructura adecuada para el programa educativo, pero también entra en relación con el desarrollo urbanístico del sector de Puente Aranda que según el Plan de Ordenamiento Territorial – POT, visualiza a este sector como el nuevo centro de Bogotá, por los cambios sociales y económicos que han venido y seguirán aconteciendo en este punto de la ciudad.

Un corredor artístico, académico, cultural y social que incluye los sótanos de la Avenida Jiménez, el Palacio La Merced, el Teatro San Jorge, la Aduanilla de Paiba y ahora la nueva sede de la ASAB, es todo un hecho que compromete alegremente a nuestra ciudad, que sin duda no se hubiese podido lograr sin el empeño y voluntades de quienes tienen el alma puesta en esta institución. Directivos, representantes de los diferentes organismos y la presencia decidida de los egresados en esta reciente determinación que, con obstáculos y asambleas desafortunadas, logró finalmente este gran paso para el arte y los artistas colombianos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>